NOVEDAD KARTING

PREGUNTA DE UN PADRE A OTRO…

Un Padre le preguntó al otro: por qué le pagas a tu hijo andar en kart, gasta tanto tiempo y dinero con los entrenamientos campeonatos y viajes?

El otro padre responde: ” bueno, tengo una confesión que decirle. No le pago a mi hijo andar en kart!

El otro padre retruca: si no paga para él correr en kart y competir, qué estás pagando?

Bueno respondió el padre: yo pago por aquellos momentos en los que está tan cansado y piensa en rendirse, pero no se rinde…

Yo pago por la oportunidad que puede tener en hacer amistades duraderas…

Yo pago por la oportunidad de que pueda tener increíbles entrenadores que le enseñarán sólo competir, pero el juego de la vida…

Yo pago también, para que mi hijo aprenda a ser más disciplinado…
Yo pago para que mi hijo aprenda a cuidar su cuerpo…

Le pago a mi hijo aprender a convivir con los demás y sea un orgullo, solidario, amable y respetuoso miembro del equipo.

Le pago a mi hijo aprender a manejar la decepción, cuando no gane o se equivoca una curva, aunque la ha practicado mil veces, pero aún así alza la cabeza y está decidido a hacer mejor la próxima vez… yo pago para mi Hijo aprender a hacer y alcanzar objetivos.

Le pago a mi hijo poder aprender que tarda horas y horas de trabajo duro y práctica para crear un campeón, y que el éxito no pasa de la noche a la mañana…

Yo pago para que mi hijo pueda estar en las pistas, en lugar de estar involucrado en cosas equivocadas…

Podría continuar, pero para ser breve, yo no le pago a él para entrenar ni competir, yo pago las oportunidades que el deporte proporciona, para que mi hijo desarrolle atributos que servirán para el bien de toda su vida y le darán oportunidad de bendecir la vida de los Otros, respetando todos los espacios.

Por lo que he visto por muchos y muchos años, creo que es una gran inversión. Y eso, es lo que puedo dejar para mis hijos y para sociedad”.

Deja tu comentario